Clases de Alemán

Aprende uno de los idiomas más importante de Europa

Método de enseñanza

Lo que te enseño en mis clases de alemán debe ser apoyado por actividades complementarias, para fijar y ampliar tu vocabulario, mejorar tu comprensión y expresión verbal, tu pronunciación... etc.

Hay muchas cosas que tener en cuenta.

 

La gramática... ¿es realmente necesaria?

Hay profesores que opinan que la gramática no es necesaria, por "no ser útil" a la hora de hablar. Ok, convengamos que nadie está pensando conscientemente en las diferentes reglas gramaticales, mientras pide -por ejemplo- un codillo con chucrut y puré y una cerveza en un restaurante de Munich, porque el camarero ya se habría pasado a levantar el pedido en la siguiente mesa.

Pero también está claro que tampoco podemos comenzar a hablar un idioma sin tener una idea por ejemplo, de dónde se coloca el verbo (en alemán, en muchos casos ¡al final de la frase!), o en qué situaciones se utilizan "los cuatros casos", etc, etc, etc.

Según los expertos, a partir de los 16 años dejamos de aprender intuitivamente y nuestro cerebro deja de almacenar las reglas del idioma extranjero inconscientemente. De manera que si superas esa edad, aunque vivas en Alemania durante un tiempo más prolongado y quieras aprender "de oido", puedes estar seguro de que muchas veces querrás saber el "por qué" de ciertas formas gramaticales y vas a buscar las reglas y sus excepciones. Es más, me lo vas a preguntar a mi en las clases...

Es por ello que insisto en que los profesores tenemos la obligación de enseñarte esas nociones gramaticales, para que logres formar frases coherentes y, lo más importante, que puedas ir variándolas según las innumerables situaciones de la vida, ya que no podrás aprenderlas todas de memoria!

Entonces, para esta base gramatical utilizaremos diferentes libros, según el nivel que necesites

¿Y qué más haremos en la clase?

También haremos lectura de textos, desde muy fáciles para el inicio, hasta inclusive libros enteros, como por ejemplo de Erich Kästner, Wilhelm Busch o Joachim Fernau entre otros. Se trata de lecturas muy divertidas y temas interesantes con un vocabulario muy accesible.

Como apoyo al curso, y para ejercitar la comprensión verbal, podemos escuchar audiobooks e incluso ver algún video en alemán. Claro que igualmente podremos integrar en el programa del curso textos de tu preferencia.

Pero lo mejor es hablar todo esto personalmente, cuéntame cuál es tu nivel y cuáles son tus objetivos para adecuar el curso a tus necesidades.